Estos son los ‘snacks’ de ejercicio físico que te ayudarán a adelgazar

Tomado de: alimente.elconfidencial.com

La obesidad ya alcanza al 53% de la población española y el sedentarismo tiene mucha culpa. Nos cuesta movernos, por falta de tiempo o por falta de interés. Hay pequeños gestos que, repetidos, consiguen resultados positivos

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

La pandemia de obesidad no da tregua y sigue su avance imparable. Los datos son alarmantes: el 53,8% de la población adulta de España tiene exceso de peso, si bien el 17,2% es claramente obesa (con un índice de masa corporal por encima de 30), y aunque la alimentación es fundamental, la actividad física, o mejor dicho, la inactividad tiene mucha responsabilidad en esas cifras. 

Una encuesta desarrollada por la Sociedad Española de Obesidad (SEEDO) sobre mil personas ha comprobado que el 42,6% admite que no hace nada de ejercicio físico (menos de una hora a la semana), el 47% se pasa de una a 5 horas sentado y el 31% hasta 8 horas. Y la pandemia de coronavirus ha fomentado aún más el sedentarismo. 

El 59% de las personas que tienen sobrepeso llevan 25 años luchando contra ese problema 

“La implantación del teletrabajo, permanecer más horas sentados delante del ordenador y cerca de la cocina, el estrés, las limitaciones para acudir a los centros deportivos por las restricciones covid y el miedo a salir a la calle en las personas de mayor edad han contribuido, sin duda, a que en la actualidad más de la mitad de nuestra población deba preocuparse por las consecuencias negativas para su salud que ocasiona el exceso de peso”, destaca el doctor Albert Lecube, vicepresidente de la SEEDO.

Sin embargo, la mayoría (71%) de los que tienen sobrepeso quisieran estar más delgados y muchos ponen de su parte. ”Un 80,6% de las personas con sobrepeso y un 91,4% de las personas con obesidad han intentado adelgazar», añade la doctora Sharona Azriel, del Servicio de Endocrinología del Hospital Infanta Sofía, en Madrid. De hecho, “el 59% de los que tienen peso de más confiesan que llevan más de 25 años luchando contra el problema”, enfatiza Lecube, que es jefe de endocrinología en el Hospital Arnau de Villanova, en Lleida.

Las partes implicadas

El problema es altamente complejo, y atajarlo requiere el esfuerzo de todas las partes implicadas. Por una parte, que las autoridades sanitarias españolas reconozcan que la obesidad es una enfermedad, como reclama insistentemente la SEEDO, y que “ese exceso de grasa es la puerta de entrada de diabetes, cáncer o apnea del sueño”, dice Lecube. Esa falta de reconocimiento está detrás de la falta de financiación de los fármacos para la obesidad, y eso a pesar de la alta eficacia de los últimos aprobados, los agonistas del receptor de GLP1, a los que pertenece liraglutida, un antidiabético que reduce el apetito de forma importante, además de actuar sobre el tejido adiposo y favorecer que se queme más grasa. La pérdida de peso es del 8% y su precio de 300 euros al mes (no asequible para todos los bolsillos).

Foto: Foto: iStock.

El reconocimiento oficial de enfermedad tiene que ir unido al esfuerzo de las personas preobesas (los expertos prefieren este término en lugar de sobrepeso) y obesas por modificar sus costumbres dietéticas y, sobre todo, de actividad física, porque en ese abordaje integral está la clave del éxito. Y no, no hace falta convertirse en un superdeportista para perder peso. “El secreto está en moverse; cualquier actividad mantenida todos los días hará que se quemen calorías, más que una actividad intensa, pero puntual”, enfatiza César Bustos, especialista en actividad física y vocal de la SEEDO.

Los mejores ‘aperitivos’

El 80% de los encuestados que se encuentran en la ‘zona alta’ del sedentarismo dicen que están dispuestos a dedicar al menos 15 minutos diarios al ejercicio 4 o 5 días a la semana. Pero no se trata de lanzarse a cualquier deporte, sino que “hay que buscar actividades motivadoras y adaptadas a cualquier edad”. Los entrenamientos de alta intensidad son excelentes, “mejoran la capacidad cardiorrespiratoria y la resistencia, pero deben estar pautados por un experto”. Si se combinan con ejercicio de fuerza, el resultado mejora.

Aun así, más del 20% de la muestra dice que no hace ejercicio porque no tiene tiempo, una excusa que desmonta César Bustos. Para estas personas son perfectos los ‘snacks’ de actividad. Algunos de los más sencillos y saludables:

  • Levantarse de la silla cada hora y hacer 5 sentadillas. “En total, a lo largo del día se pueden realizar unas 30 sentadillas. Este ejercicio aumenta el consumo metabólico y es una buena forma de activarse”.
  • Estirarse para coger algo que está en alto: hacer el gesto de buscar un objeto que está arriba de un armario y repetirlo varias veces hace trabajar las piernas (tren inferior) que es fundamental para incrementar el metabolismo.
  • Subir un tramo de escaleras varias veces al día.
  • Cargar peso (por ejemplo, la bolsa de la compra) con una sola mano.
  • Bailar.
  • Hacer estiramientos con bandas elásticas (incluso estando sentados delante del ordenador o de la televisión).

Entre los que aseguran que practican algún deporte (el 44,8% de los encuestados), caminar e ir al gimnasio son las actividades más extendidas, aunque tan solo un 22,7% de los encuestados confirman que dan más de 7.000 pasos al día o suben 5 pisos o tramos de escaleras. ¿Eso sirve para quemar grasa? “Sí, siempre y cuando se camine a buen paso, como si se nos escapara el autobús”, ejemplifica el preparador físico.

Todas estas actuaciones deberían complementar las directrices y el seguimiento de equipos interdisciplinares de especialistas en obesidad (médicos, nutricionistas, expertos en actividad física), unos profesionales tan necesarios como escasos en los servicios de atención primaria. Esto vuelve a poner de manifiesto la falta de reconocimiento de la obesidad como una enfermedad que existe en España. “Nuestro Sistema Nacional de Salud solamente contempla en su cartera de servicios la cirugía bariátrica como opción de tratamiento de la obesidad grave y no reembolsa los tratamientos farmacológicos, al contrario de lo que hace la Unión Europea, que sí admite que se trata de una enfermedad crónica”, remata la catedrática María del Mar Malagón, presidenta de SEEDO.

#EnlaceAlDeporte #ErenSalasEscritora #MenteFuerte #Motivacion

Eren Salas Escritora y Autora

Suscríbete para unirte a nosotros

Motivación para realizar actividad física

“Será un gusto ayudarte, y motivarte siempre, para que inicies o continues con un estilo de vida saludable, que incluya la actividad física como parte integral de una salud completa”.
Eren Salas Escritora y Autora.

MENTE FUERTE

Libros Disponibles

CUERPO FUERTE: Un Ingrediente para Quemar Grasa

MENTE FUERTE: Energía para vivir con latidos de atleta

ESPÍRITU FUERTE: No existe pecado. No eres culpable de nada

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s